¿Qué hacemos?

Acogemos a niños, niñas y adolescentes vulnerados en su dignidad y derechos, en situación de maltrato, abuso y abandono, para sanar sus vínculos y reinsertarlos en un ambiente familiar, en el menor tiempo posible.

Si no existen las condiciones para ello, preparamos a los jóvenes para la vida independiente.

¿Cómo lo hacemos?

Priorizando en 4 derechos que debemos reivindicar: Vivir en familia – Bienestar – Educación – Salud

¿Dónde estamos?

En 13 ciudades de Chile de Iquique a Temuco, con 17 programas residenciales.