Noticias

EDITORIAL: LOS AMÓ HASTA EL EXTREMO

La Semana Santa tiene una riqueza inmensa de símbolos para la vida cristiana, símbolos que  tienen que ver con el amor que da la vida por el otro  y con el servicio humilde a los demás. Uno de esos símbolos es el del jueves santo, el lavado de los pies de Jesús a sus discípulos.

Cuando San Juan inicia el relato de la Última Cena, dice que “sabiendo que había llegado la hora de pasar de este mundo al Padre  o sea de su partida de entre nosotros, para manifestar a todos su amor hasta el extremo, antes de su Pasión, realizó el gesto simbólico del lavatorio de los pies. “Se quitó el manto, tomó una toalla, se la ciñó, echó agua en la jofaina,  y se puso a lavarle los pies a los discípulos”.

Pedro, incapaz de comprender que su maestro pudiese humillarse de esa forma, se niega a que le lave los pies, hasta que Jesús le “amenaza” con lo que Pedro no podía de ningún modo admitir: “si no te lavo los pies, no tienes nada que ver conmigo“.

El final de la escena es el mandato de Jesús de que le imiten también ellos en su vida: “pues si yo el maestro y el Señor, os he lavado los pies, también vosotros debéis lavaros los pies unos a otros.”

El símbolo del lavado de los pies ha sido siempre para todos los que trabajamos sirviendo a los niños, niñas y adolescentes en toda la obra de María Ayuda algo muy cercano y familiar. Esa lección de caridad servicial y de amor fraterno no la olvidaremos jamás.

El “hagan ustedes lo mismo“ se repite día a día en la actitud de quienes con inmensa vocación de servicio trabajan acogiendo a todos los niños y niñas de nuestros hogares. Si no lo hacemos con el mismo amor de Jesús, con la misma humildad y con la misma actitud servicial, entonces no seríamos reflejo del mandato de amor del Señor. Tendremos autoridad verdadera si nuestro amor desinteresado a los más vulnerados, a los más humildes, los niños que han sido atropellados en su dignidad, es reflejo de la misma actitud de Cristo de amar hasta el extremo.

En esto queremos distinguirnos de entre todos los que ejercen una labor similar.

Padre Francisco Pereira

Director Pastoral

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *