Noticias

LOS MILAGROS DE NAVIDAD SI EXISTEN

Fran llegó a la residencia de María Ayuda de Los Ángeles el año 2017, a los 7 años de edad, a causa de la vulneración de sus derechos por parte de sus padres,  por no tener adultos responsables a su cargo y por existir un lamentable consumo de alcohol en su círculo más cercano.

Siempre se destacó por su personalidad independiente y por lograr un vínculo emocional muy potente con los adultos en esta residencia. El colegio, también lo desarrolló con gran éxito y su interés por los deportes sobresalía.

Comenzó su proceso definitivo de adopción en enero de este año, sin saber todas las complejidades que debería enfrentar producto de la pandemia, tanto ella, como su nueva familia y todos quienes la acompañaron en este camino; la psicóloga de la residencia de Los Ángeles y la psicóloga del PRI (Programa de intervención para niños Institucionalizados) del Sename, jugaron un rol fundamental.

Luego de años de intervención familiar, sin resultados positivos, comenzó para ella la búsqueda de una familia que le entregara el amor y el apoyo que ella tanto necesitaba, como todos los niños de las residencias. En este proceso se trabajó con intervenciones personales, orientación y con hablar acerca de la adopción, apoyada por ambas psicólogas y personal de la residencia, para que pudiera acoplarse debidamente a la idea de un nuevo futuro.

Finalmente, y luego de casi un año de video llamadas para reconocimientos y vinculación, sus padres viajaron a Concepción a conocerla, para que, en los primeros días de este mes de diciembre, se fueran a vivir todos juntos de manera definitiva.

“Sabemos que está muy bien, contenta y feliz, porque es algo que había esperado mucho”, comenta Myriam Mac-Kay, psicopedagoga, Coordinadora de Educación de la Residencia de Los Ángeles, quien también la acompañó en este proceso, en el que ella, encontró a una hermosa familia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *