Noticias

LOS CAMBIOS QUE TRAERÁ EL NUEVO SERVICIO DE PROTECCIÓN DE LA NIÑEZ Y LA ADOLESCENCIA

Esta nueva iniciativa busca terminar con el actual Sename y, con ella, aplicar una serie de nuevas medidas para resguardar los derechos y garantías de los niños, niñas y adolescentes de nuestro país.

A pesar de haber sido una de las prioridades del Acuerdo Nacional por la Infancia que se firmó en marzo de 2018, la creación del nuevo Servicio de Protección de la niñez y la adolescencia ha tardado más de dos años y medio en ver la luz.

Este nuevo organismo, establece una mejora de los estándares y una mayor especialización, para atenderlos y protegerlos de forma más eficaz, en toda su complejidad. Entre los cambios más importantes y trascendentes están el poner a los niños y niñas en el centro y en consideración con su entorno familiar; no ser inmediatamente institucionalizados, priorizando modalidades de cuidado familiar, que constituye el espacio más adecuado para su desarrollo; mayores exigencias y capacitación para el personal; mejoras en la fiscalización y supervisión y un aumento en los recursos totales y en el componente fijo de la subvención.

Asimismo, será fundamental contar con la colaboración de los profesionales y organismos más idóneos, no dando espacio a los requerimientos e intereses políticos, sino donde se comprometa con la prevención de la violencia y la promoción de su bienestar, guiando así las prioridades para los próximos gobiernos.

La familia, será parte importante y fundamental de estos nuevos lineamientos en dos modalidades: la familia de acogida extendida, que son miembros de su círculo, como una abuela o una tía, y la familia de acogida externa.

Ximena Calcagni, directora social de María Ayuda, organismo colaborador del actual Sename, declara que, bajo esta nueva legislación, “el Sename efectivamente se divide en dos: justicia penal adolescente queda dependiendo del Ministerio de Justicia y toda el área de Protección, pasa al Ministerio de Desarrollo Social, a estar bajo la Subsecretaría de la Infancia. Eso, cambia la lógica completa del funcionamiento de la infancia en Chile, lo que es tremendamente relevante, porque los sacamos de la judicialización y la penalización o de la infancia solamente vulnerada y pasa a ser una lógica de prevención y promoción de desarrollo”.

Según comenta Ximena, dentro de todo este cambio, existe un plan piloto en ejecución que se refiere a Oficinas Locales de Niñez, que tienen como objetivo instalar en el territorio el trabajo con la infancia con una mirada mucho más enfocada a los derechos de los niños, niñas y adolescentes, con una serie de dispositivos que permitan levantar alertas tempranas.

En esta etapa para María Ayuda todavía no significa ningún cambio. Lo que viene y lo que visualizamos en el futuro es lo que tiene que ver con el aumento en la supervisión y control de los organismos colaboradores por parte del Estado y la oferta que debe brindar el Estado en la formación y capacitación de los equipos que trabajan en las residencias”, finaliza.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *