Las residencias de María Ayuda continúan hasta fines de febrero con diversas actividades para sus niños, niñas y adolescentes. Salidas a la playa, talleres y una novedosa terapia con caballos, serán parte de estos días que quedan de verano.

Las actividades de verano aún no terminan para los niños, niñas y adolescentes de los hogares pertenecientes a María Ayuda. Diversos talleres, actividades recreativas, deportivas y paseos, han formado parte de la pauta estival 2020, llenándolos de alegría, convivencia y preparándolos para vivir de la mejor manera el resto del año.

Desde salidas a la playa, algunas sólo por el día y otras con estadía por una semana, pasando por actividades deportivas, paseos a centros de recreación y piscinas municipales, son algunas de las actidades planificadas hasta fines de febrero.

En la Residencia de Niños Acógeme, tienen un taller de acuarela y un taller de baile, dos veces a la semana, en donde los chicos se trasladan a la residencia de niñas de Santiago y hacen estas actividades en conjunto.

Además, se está gestionando la realización de Equinoterapia para los niños, niñas y adolescentes, lo que significaría una instancia muy importante de conexión con el entorno y se generaría un gran espacio de estimulación para ellos.

Con respecto a la vuelta a clases, son muchas las residencias que están comenzando con los preparativos durante este mes de febrero, para estar listos y preparados a la llegada de marzo. La compra de útiles y uniformes, con la ayuda de la recaudación que se logra a través de la campaña escolar, y la planificación de voluntarios que apoyan durante todo el año, ya están siendo parte de la agenda.