Noticias

Seminario: Rol del Estado como Protector de la Infancia. Nudos críticos en Chile


El pasado 15 de mayo, el Director Pastoral de María Ayuda, Padre Francisco Pereira participó en este encuentro junto a la Subsecretaria de la Niñez, Carol Bown, en el que se hizo la presentación y entrega del Cuaderno de Trabajo que reúne los resultados del estudio efectuado por el Centro de Salud de la Familia UC, sobre la vulneración de la infancia institucionalizada en Chile.

 

“Al leer este trabajo no puedo más que valorarlo y felicitar a quienes realizaron la investigación que viene a actualizar y poner acentos a esta difícil temática de la infancia vulnerada. Se pone los acentos en los nudos críticos, aquellos venimos experimentando por años y años quienes trabajamos directamente en esta realidad, dijo el Padre Francisco Pereira al iniciar su presentación en la que enfatizó que el drama de la atención a los niños vulnerados está muy lejos de encontrar una solución.

 

“Muchas veces no corresponde a la realidad que anuncian tantos discursos de carácter político que nos dicen siempre que estamos cerca de una solución, porque se van a tomar o se han tomado tales o cuales medidas. Ni siquiera la promulgación de todas las leyes que están en el Congreso significarán un cambio rápido en el sistema de protección”.

 

El Padre Pereira, recalcó también que si bien durante 2017 se hizo un esfuerzo en las políticas de internación, existe un problema más a la base en la reunificación familiar. “Se debe generar un cambio cultural en la forma de ver a la familia, tomando sus potencialidades y no sus carencias.

Debemos recordar que en su mayoría las familias, padres o adultos significativos a cargo de niños, niñas y adolescentes vulnerados son personas que en su infancia o a lo largo de su vida también tuvieron experiencias de maltrato o vulneración, dificultando la instalación de herramientas que rompan esta transgeneracionalidad, la dinámica que legitima la violencia y resignificar experiencias que dificulte el vínculo”.

Por otra parte el director pastoral de María Ayuda, hizo un llamado a valorar los recursos personales que estas familias puedan tener, los esfuerzos y superaciones que van logrando, ya que pequeños avances son significativos y así se logrará permear en las familias.

“Faltan programas de prevención del maltrato que ocurre adentro de las familias y de un trabajo serio con las familias. Y eso es algo territorial: OPD, Municipalidades, juntas de vecinos, etc. Y eso se puede con fondos mixtos centrales y locales que permitan tener personal especializado”.