Noticias

Por la infancia de nuestro país


Este año 2018 quedará marcado en la historia de estos 35 años de nuestra Corporación, como un momento único de alzar la voz ante el país en nombre de los niños y niñas vulnerados.  En diferentes medios de comunicación social fuimos requeridos y en poco tiempo nos transformamos en líderes de opinión en esta temática tan sensible y a la vez desconocida para muchos.

Nuestro director pastoral, Padre Francisco Pereira, analiza lo recientemente ocurrido entorno a la temática de infancia en Chile.

En este sentido, ¿qué tan importante fue el rol de la sociedad civil? ¿Y el de María Ayuda en particular?

Pudimos llevar la voz de María Ayuda al Congreso, en ambas Cámaras, al Ejecutivo, a las Comisiones de Infancia, a la Academia, en fin, a muchos lugares donde antes no habíamos estado. Se tomó conciencia de que la Sociedad Civil organizada en infinidad de Fundaciones, Corporaciones, ONG,s, eran un instancia irremplazable para servir al país, especialmente en los sectores de mayor pobreza, donde el Estado no puede cumplir toda su misión. Como pocas veces salió a la luz la realidad de que el Estado y la Sociedad Civil son tremendamente necesarios, sumando esfuerzos fuerzas, y que el primero debe contar siempre con la motivación y la entrega generosa del segundo. Pero que también éste, necesita los recursos del Estado para cumplir bien su tarea. María Ayuda, como la Institución que tiene más residencias en Chile, se transformó en un brazo social líder para la infancia vulnerada, pero necesita de recursos de ambos sectores para cumplir su misión.

 

¿Cuáles son los grandes conflictos en la temática de infancia?

Al visibilizar a los niños y niñas vulnerados, los más frágiles de nuestra sociedad, el país fue descubriendo lo que por muchos años fue olvidado. Salieron a la luz graves carencias, las vulneraciones de derechos y los dramas en sus vidas. Muchos pudieron ver las increíbles negligencias del Sistema de Protección de la Niñez, lo lejos que estábamos de las exigencias de la Convención de los Derechos del Niño, los desconocidos dramas de la salud mental de éstos, y todas sus consecuencias. El mismo Estado tuvo que reconocer que en los últimos años se habían producido cientos de muertes dentro del Sistema de Protección y que por lo tanto el ente encargado de resguardar los derechos de los niños, no solamente no lo estaba haciendo, sino que los estaba vulnerando gravemente.

 

¿Cómo define el actuar de las autoridades?

Ante los hechos incuestionables que mostraron las noticias, las autoridades comenzaron a reaccionar, lentamente, pero se fueron viendo pequeños avances. En el gobierno pasado se logró un aumento de la subvención, vía glosa presupuestaria. En este gobierno se presentó un proyecto de ley o “ley corta”, para modificar la ley de subvenciones, que impedía un aumento de ésta. Ha sido un camino lento, discutido, también mal entendido por algunos sectores, y aún está tramitándose en el Congreso, pero esperamos que a comienzos del 2019 veamos la luz. Esperamos con esto llegar al menos a que la mitad de los costos por niño en un hogar, se financien con recursos del Estado, y que, en los años siguientes, se llegue al financiamiento total de los hogares, como ocurre en tantos países que nos llevan la delantera.

 

¿Cuáles son los tópicos, conceptos o problemáticas que la opinión pública, medios de comunicaciones y la sociedad en general no entienden o confunden sobre Infancia y que han sido talón de Aquiles para poder avanzar en esta materia tan urgente para nuestro país?

Creo que la gran mayoría de los chilenos desconocía y aún desconoce la heroica y abnegada labor que realizan en el anonimato cientos de personas, e instituciones como María Ayuda, con muy pocos recursos, para suplir una tarea que el Estado no realiza en la forma debida. Nadie se imagina por ejemplo que un niño en pobreza con problemas psiquiátricos, o con daños graves de salud mental, como son muchos de los que llegan a nuestros hogares, no tenga una atención de larga estadía en la salud pública. Muchos otros confunden a los niños vulnerados en sus derechos que llegan a las residencias, con los niños infractores de ley que están a cargo del Sename. Falta mucha información sobre lo que ocurre en cientos de familia en lo referente al maltrato, al abandono, a las negligencias parentales y a tantas otras vulneraciones graves.

 

¿Qué es lo que se viene a futuro?

Por de pronto esperamos que en los próximos 3 meses esté aprobado en el Congreso el aumento de subvención por niño en los hogares colaboradores del Sename. Pero también que se materialicen los acuerdos de intersectorialidad, donde la educación, la vivienda, la salud, la recreación, y tantos otros aspectos, de la vida social, sean para los niños de hogar un derecho inquebrantable que el Estado, desde los distintos ministerios sepa resguardar. Pero sobre todo que aprendamos a llegar antes que se produzca la vulneración en la propia familia, educando, informando en las comunas, barrios, poblaciones, donde más se trasgrede su dignidad.