Noticias

A pesar de la lluvia, cumplimos con la colecta


Con presencia en las calles, malls y supermercados, nuestros voluntarios se desplegaron a lo largo del país, a pesar de las malas condiciones del tiempo, con el objetivo de recaudar el dinero necesario para continuar con la labor de ayudar a niños, niñas y adolescentes en situaciones de vulnerabilidad.

Desde Iquique a Temuco, cerca de 2 mil voluntarios participaron de esta nueva Colecta Nacional. ¿La meta de este año? 115 millones de pesos a nivel nacional, un 15% más respecto al año 2018, cifra que lamentablemente no se logró debido, en gran parte, al mal tiempo que azotaba a nuestro país.

“Esperábamos contar con cerca de 5 mil voluntarios a lo largo de Chile, pero el mal tiempo en la zona centro sur, con tornado, tromba marina y lluvia copiosa en varias de las ciudades, nos arrojó una merma importante. Aún así, tuvimos alrededor de 2 mil voluntarios, de los cuales más del 50% fueron estudiantes, que, con frío y lluvia, salieron a las calles comprometidos con los niños, niñas y adolescentes y la lucha por sus derechos”, declara Jorge Gómez, Director Comercial de María Ayuda.

La cifra final recaudada en esta colecta 2019 bordeó los 80 millones de pesos, que irán en ayuda de los profesionales que trabajan directamente en las residencias, quienes requieren cada vez de más competencias para atender casos de mayor complejidad. El dinero, además, se utilizará también en temas de infraestructura, para seguir fieles al modelo de hacer de cada residencia un lugar familiar donde los niños, niñas y adolescentes encuentren dignidad, se sientan protegidos, queridos y valorados.

Cabe señalar que el principal mecanismo de recaudación fue la presencia en calles, malls y supermercados que hicieron el 79% del total; un 12% en colectas internas en colegios, a través de los alumnos, sus familias, profesores y auxiliares; un 7% en empresas en alianza, que reúnen fondos entre sus colaboradores y un –debutante- 2% recaudado a través de Webpay con una campaña viralizada por Redes Sociales, canal que, sin duda, será potenciado de aquí en adelante.

“No podemos desconocer una cierta desilusión al no alcanzar la meta propuesta, pero esto, muy lejos de desanimarnos, nos desafía a seguir. Somos responsables de liderar la discusión de la infancia vulnerada, visibilizar la realidad de nuestro país y unir a la sociedad civil, junto a nuestros colaboradores, socios, alianzas y voluntarios, para seguir entregando protección, devolviendo la dignidad a niños y niñas maltratados y rompiendo el círculo de la violencia. ¿Los recursos para hacerlo? estamos seguros que Dios y la Virgen nos irán mostrando el camino y nos irán acercando a más personas generosas como las que desde hace 36 años nos han permitido financiar la operación de Maria Ayuda y que, como muchos otros, están conscientes de que la infancia es el futuro de Chile y que los niños, niñas y adolescentes, no pueden esperar”, finaliza Jorge.