Noticias

La salud mental en los niños, niñas y adolescentes en Residencias


Durante el mes de junio, el Ministerio de Salud, junto con instituciones técnico profesionales, firmaron un acuerdo para enfrentar los problemas de salud mental de la población estudiantil. Sin duda es una buena iniciativa.

Todos sabemos que los problemas de salud mental en nuestro país están siendo críticos, las tasas de depresión y suicidio son de las más alta de la región. Sí, la ciudadanía necesita que la salud mental de la población sea una prioridad y el Ministerio de Salud es quién debe generar con urgencia políticas a corto, mediano y largo plazo.

 Pero ¿cómo priorizamos cuando hay pocos recursos?

“Desde nuestro punto de vista, una población prioritaria y que ha estado invisibilizada, son los niños, niñas y adolescentes que están en el sistema residencial, es decir niños y niñas que viven en hogares”, dice Ximena Calcagni, directora social de María Ayuda.

Se refiere a aquellos que han vivido situaciones de vulneración grave, que han sido maltratados, violentados, abusados y muchas veces abandonados por sus familias. Y es que ellos presentan condiciones que en sí mismas son factores determinantes en el riesgo en su salud mental.

“Alguien que a tan corta edad ha tenido esos niveles de experiencias traumáticas, lo menos que se puede esperar es que tenga necesidades en este ámbito. Es el Estado es responsable directamente de estos niños y niñas, es justo que ellos tengan prioridad”, agrega Ximena.

Pese a que el Ministerio está llevando a cabo algunas iniciativas, éstas serán implementadas en un largo plazo. “Para los niños eso ya es tarde; ellos no pueden seguir esperando en la sala de urgencia de un hospital para ser atendidos dignamente”, concluye la directora social de María Ayuda.