Noticias

Importante reunión convoca al ministro de Justicia Hernán Larraín


El pasado 17 de octubre, se llevó a cabo esta asamblea que congregó al Ministro de Justicia y a la Mesa de Residencias. Entre otros asuntos, se habló del sistema residencial, acerca de la búsqueda de soluciones y de plantear una mesa de trabajo considerando a diversos actores sectoriales.

Una importante reunión convocada por la Mesa de Residencias – en donde participan 23 instituciones con 2.058 niños, niñas y adolescentes del sistema nivel nacional- se llevó a cabo con el ministro de Justicia Hernán Larraín.

El principal foco de discusión fue el de contar con una Ley de Garantías que, junto a la Ley del Servicio de Protección Especializada, den respuesta integral al tema de la niñez en todos sus aspectos. Además, se habló de contar con un marco regulatorio general que mire el tema de la infancia de manera integral, sistémica e intersectorial.

Los Organismos Colaboradores del Estrado -OCAS- presentes en esta convocatoria, plantearon diversas problemáticas de gran urgencia, que se suman al petitorio de la Ley de Garantías; cierre de residencias, licitaciones, Ley Corta, requerimientos territoriales, salud especializada, tribunales, educación, coordinación intersectorial, entre otros.

Por otro lado, la Salud Mental, también fue un tema sobre la mesa, ya que se advierte que el Ministerio de Salud no se hace cargo de los niños, niñas y adolescentes del sistema residencial en esta área, lo que conlleva a problemas graves.

Para dar soluciones a estas inquietudes, se planteó crear una mesa de trabajo intersectorial que considere a Sename, MDS, MINSAL, Ministerio de Justicia, Ministerio de Hacienda, MINEDUC y Sociedad Civil.

Asimismo, se trabajó en diferentes propuestas, tales como la transformación de los Cread en residencias especializadas, instalar RAE en todas las regiones, que el Estado cubra oferta territorial que hoy no tiene oferentes, que se definan los costos reales de atención y se establezcan montos acordes a esos estándares y que no existan diferencias en los recursos asignados a las residencias de la OCAS y de Administración Directa, entre otras cosas.