Noticias

“Entré sin miedo”


Azzartt Arias, es una joven madre de 24 años que vivió durante su infancia y juventud en las residencias de María Ayuda. Su testimonio, es un ejemplo de superación y valentía que vale la pena conocer.

El 2000 fue un año particularmente especial para Azzartt Arias. En ese momento, con solo cinco años de edad, fue derivada a una residencia de María Ayuda a petición de su padre, que se encontraba en situación de discapacidad y sentía que no podía hacerse cargo solo de su pequeña hija. “Nos llevaron a varias niñas al Santuario en La Florida y frente a la Madre, nuestros padres nos entregaban simbólicamente a las tías que serían como nuestras madres. Desde ese día a mí me recibió la tía Inesita. Y nos fuimos al hogar en la casa de acogimiento”, nos cuenta Azzartt. Ese, dice que es el primer recuerdo que tiene de su acercamiento a María Ayuda, que lo define como “tan lindo y simbólico, que entré sin miedo”.

Tampoco puede olvidar las vacaciones, las diversas actividades junto a sus compañeras y la constante ayuda en sus estudios. Recuerda con agradecimiento a cada una de las personas que fueron parte de esta etapa de su vida. “Recuerdo vacaciones de verano e invierno inolvidables, siempre rezábamos el Angelus, que creo que es lo que más extrañé después que me fui. También teníamos actividades de arte, baile y música, teníamos unas madrinas maravillosas, la Trini, la Mónica, que hasta el día de hoy tengo contacto con ellas. En los estudios, nos ayudaban unos abuelitos; el tata Carlos y varios más”.

De su estadía en María Ayuda, reconoce que aprendió muchas cosas; aprendió lo que es el cariño y a ser perseverante con lo que te propones.  Luchar por lo que uno quiere y siempre ser agradecido. Pero lo más importante, confiesa, es dar sin pedir nada a cambio.

“Lo que más valoro es que me recibieron sin pedir nada a cambio. Había ocasiones en que me porté mal y siempre me recibían bien, me escuchaban, me entendían”, a lo que agrega “viví con una tía que trabajó en el Hogar, que es como mi mamá. Es mi mamá y es la abuela de mi hijo. Lejos, lo mejor que me pudo entregar el hogar, fue ella.

Actualmente, Azzartt vive de forma independiente en un departamento en La Florida con su pequeño hijo de dos años. Si todo sale bien, podrían concretarse prontamente los planes de la casa propia. Lleva tres años trabajando para la tienda de ropa y calzado Zara. Después de estar 14 años en María Ayuda, ya está comenzando a cumplir sus sueños.

Azzart a los 8 años