Noticias

En qué consiste la ley de garantías para niños, niñas y adolescentes


Esta ley entró a tramitación en el congreso al finalizar el último periodo de la presidenta, Michelle Bachelet. Al día de hoy, se encuentra en la Comisión de Familia del Senado.

Chile ha considerado todo su trabajo con la niñez desde la vulneración de derechos, cuya principal representación es el Ministerio de Justicia a través del Sename, pero se ha quedado al debe en materia de garantizar prevención y protección a todos los niños, niñas y adolescentes del país. Se debe dejar de mirar solo la infancia vulnerada y tener en cuenta a los 4 millones y medios de NNA existentes y no solamente a los 170 mil que atiende el Sename anualmente.

En este escenario, Chile se adhiere a la Convención de los Derechos del Niño el año 1990. Y cuando esto sucede, el país se ve obligado a ajustar su propia legislación en materia de NNA. Y eso, sigue pendiente.

El proyecto de ley de Sistema de Garantías de los Derechos de la Niñez fue aprobado, en general, en el Senado el pasado 21 de octubre, siendo devuelta a la Comisión de Familia del Senado, para su discusión particular, es decir artículo por artículo. Esta ley busca tener una mirada integral de la niñez otorgando respuestas, no solo a la vulneración, sino que a todo lo que radica en promoción, prevención y desarrollo de los niños, niñas y adolescentes en sus derechos, reconocidos por la Constitución y por la Convención sobre los Derechos del Niño.  Es el Estado quien tiene la responsabilidad de asegurar las condiciones adecuadas para la crianza y el desarrollo de los NNA a los padres y velar en caso de que esas condiciones no sean las adecuadas.

Al respecto, Ximena Calcagni, directora social de María Ayuda, explica: los principales cambios que garantiza esta ley son los derechos de niños, niñas y adolescentes, genera las condiciones adecuadas para que la familia pueda acompañar el desarrollo de todos los NNA, entender al niño, niña y adolescente como sujeto de derecho y entregarle protección administrativa y judicial, además de la bajada territorial con un enfoque de prevención y promoción de su desarrollo”.

Se advierte que, no es que la Ley de Garantía quiera quitarles la autoridad a los padres, sino que debe asegurar las condiciones básicas para que los padres puedan realizar el ejercicio adecuado de su paternidad.

Pero esta ley, no ha estado excenta de algunos mitos, destacándose:

  • El proyecto quita la Patria Potestad a los padres: Esto es falso, ya que, según explica Ximena Calcagni “la lectura errónea bajo mi punto de vista, es que el Estado asume de alguna forma más poder que la familia para educar a sus hijos y eso es un error. Porque lo que dice la Ley de Garantía es que el Estado garantiza que la familia tenga las condiciones para poder ejercer de mejor manera el ejercicio de su paternidad”.
  • El concepto de Autonomía Progresiva establece derechos y libertades para los NNA, pero sin deberes ni responsabilidades: Esto, también es falso, ya que según las propias palabras de Ximena “la autonomía progresiva significa que los NNA pueden ejercer sus derechos de acuerdo al desarrollo de sus facultades, de acuerdo a su edad y madurez.

 

 

Podemos concluir que esta ley modifica de manera absolutamente sustancial la forma en cómo opera el trabajo con la infancia hoy en día en nuestro país y define una manera de trabajar en el territorio, desde el Ministerio de Desarrollo Social, incerta en la comunidad. Por otra parte, existirán oficinas locales de niñez que tendrán la tarea de apoyar en la prevención y promoción de esta comunidad y su entorno. Y para eso, existen sistemas de alerta temprana que trecogen información de posibles situaciones de riesgo a través de por ejemplo programas como Chile Crece Contigo, con información de educación, con información de salud, etc. La idea es que las oficinas locales de niñez puedan pesquisar con mucha antelación cuando exista una situación de riesgo y que, de alguna manera, les permita intervenir previamente en la línea de apoyo a la familia para que el Estado pueda dar garantías a los derechos de los niños.