Noticias

El apoyo de María Ayuda a madres adolescentes


En Chile existen solamente siete programas destinados para adolescentes embarazadas y María Ayuda tiene tres de ellos. Aquí, se crean espacios de apoyo, protección, maternidad y crianza para estas jóvenes en situación de vulnerabilidad.

El embarazo adolescente es una realidad en nuestro país. Mujeres en plena adolescencia con situaciones de vulnerabilidad graves de ellas y su entorno, sumado a una situación de embarazo, requieren indudablemente de apoyo y contención emocional, de una guía para promover el vínculo afectivo entre madre e hijo y de trabajo psicosocial para la futura reinserción a su círculo familiar o independencia.

Es por esta razón que María Ayuda, entendiendo este relevante problema social, posee Centros de Acogida para Madres Adolescentes en las ciudades de Concepción, Temuco, San Felipe y Valparaíso en donde recibe a estas jóvenes a las que a través de un equipo profesional, brindan toda la ayuda necesaria durante el embarazo y también después del parto, acompañando el proceso de la crianza.

Tareas como desarrollar sus competencias maternas, ejecutar acciones que beneficien su reinserción escolar, trabajar con los lactantes la estimulación precoz en un ambiente de cariño y buen trato y prepararlas para la vida independiente junto a sus hijo/as o regresar al círculo familiar, son parte de las labores de los Centros de Acogida de María Ayuda para que estas adolescentes puedan sortear las complejidades de ser madres jóvenes en escenarios frágiles.

“En estos programas podemos trabajar en la prevención en la medida en que trabajamos en la relación de la madre y su bebé y si logramos hacer bien ese trabajo efectivamente podemos romper el círculo del maltrato del que vienen e instalar patrones de vínculo y de apego más seguro y de relaciones más sanas con sus hijos”, cuenta Ximena Calcagni, directora social de María Ayuda.